Avanzia y el Museo de Fuensaldaña

Integracion-de-Avanzia-en-el-castillo-de-fuensaldana

Un castillo adaptado al siglo XXI

El 14 de febrero de este año se han vuelto a abrir las puertas del Castillo de Fuensaldaña convertido en un centro de interpretación que cuenta la historia de los castillos vallisoletanos respondiendo a las preguntas de quién decide construir un castillo, cómo, cuándo y porqué.

Este proyecto museográfico ha sido realizado por Ypuntoending, y Avanzia ha sido su colaborador desarrollando toda la parte tecnológica. El Castillo de Fuensaldaña ha pasado a ser un museo que pretende atraer al público más joven y familiar con su combinación de tecnología y tradición: el visitante podrá encontrar maquetas del resto de castillos vallisoletanos e incluso asomarse a su interior para ver escenas del día a día, pero también encontrará proyecciones que le detallarán las partes del castillo y las historias que sucedieron entre sus paredes.

El itinerario expositivo pretende hacer ver a los visitantes cómo conocen los castillos hoy generando una experiencia didáctica. El recorrido del visitante comienza en el hemiciclo, antigua sede de las Cortes de Castilla y León. En este espacio tenemos un sistema audiovisual consistente en un blending de tres proyectores láser gestionados por un servidor de display sobre una lona de 19 metros y un procesador de sonido de 8 canales. Este despliegue tecnológico recibe al visitante con una producción audiovisual distinta a la que le despedirá en este mismo espacio al final de la visita, contando al principio la historia del Castillo y de sus habitantes para poner en contexto al visitante antes de comenzar su recorrido por el museo, y despidiéndole mostrándole imágenes de los castillos vallisoletanos.

El primer ámbito que encuentra el visitante en su recorrido audiovisual por el castillo al salir del hemiciclo es el ámbito de península ibérica, una proyección cenital sobre un DM lacado blanco mate. En esta proyección podemos observar la evolución del cristianismo sobre la península ibérica, así como las zonas sobre las que se extendió el reino de Castilla. 

Más adelante, el visitante encuentra un ingenioso cubo en el cual puede observar la maqueta del Castillo de la Mota tras un cristal polarizado, de forma que la pantalla que muestra datos e información de esta fortaleza se visualiza a modo de holograma sobre la maqueta del castillo. Además, esta disposición de cristal y proyección es la clave para que el visitante, al pasar a la zona trasera del cubo, pueda observar mediante un conjunto de mirillas esa misma maqueta y a su vez reflejada sobre el cristal, que en esta ocasión hace las veces de espejo.

Cubo integrado por Avanzia en el Museo de Fuensaldaña

El tercer ámbito explica al visitante quién y porqué mandaba construir los castillos. En este caso esa información se le presenta a modo de contenido interactivo. La interacción entre el contenido y el usuario se realiza mediante gestos de su propia mano, haciendo que el visitante deje de ser un mero espectador para convertirle en el protagonista del ámbito. El usuario puede realizar gestos de desplazamiento de izquierda a derecha para avanzar o retroceder la página de un libro virtual y además puede cambiar de idioma mediante un gesto circular.

El siguiente espacio consiste en una sencilla proyección sobre la roca desnuda del castillo que muestra los cinco procesos constructivos de un castillo mediante una proyección perpendicular. El efecto del vídeo contra la piedra sin usar ninguna lona o panel crea un efecto más cercano y natural, y es por ello que se usa en diferentes proyecciones de diferentes partes del museo.

En la primera planta el visitante encuentra un primer audiovisual similar al de la Península Ibérica, donde se muestran las ciudades y castillos en el entorno de la Ribera de Duero. Al final de la planta el visitante podrá descansar en unos bancos frente a una proyección audiovisual sobre pladur en la que se narra la historia de los diferentes linajes vinculados con el Castillo de Fuensaldaña.

Proyección cenital en el castillo-museo de Fuensaldaña

Para terminar, en esta planta el visitante encontrará un sencillo audiovisual asociado a la maqueta del castillo de Fuensaldaña, donde se colorea cada parte del castillo para que el visitante pueda distinguirlas e identificarlas. En el camino que separa cada producción audiovisual de esta planta se exponen las maquetas de los castillos de Valladolid para que puedan ser observadas con detenimiento.

En la última planta, el primero de los audiovisuales que se muestran es una proyección sobre el muro desnudo y cuenta cómo era la vida cotidiana en el castillo en sus diferentes estancias. El segundo audiovisual es también una proyección perpendicular sobre el muro desnudo. A pesar de ser técnicamente sencillo, resulta muy interesante porque narra una de las historias vinculadas al castillo, el asesinato de Mencia Sarmiento, señora de Vivero.

El sistema de control del Castillo de Fuensaldaña permite la operación y mantenimiento de prácticamente todos los sistemas audiovisuales. No solamente permite un sencillo ciclo de encendido y apagado de todos los audiovisuales, sino que además, contiene un control individualizado de cada elemento organizado por ámbito, mostrando en tiempo real las horas de lámpara utilizadas en cada proyector. Pero aún más importante, este sistema de control es el encargado de mantener en sincronización horaria las proyecciones del hemiciclo para garantizar su ajuste con el horario de apertura y cierre del centro. Además, este sistema de control es accesible desde una interfaz simplificada en una tablet gracias a un sistema distribuido de puntos de acceso inalámbrico que permiten el roaming de esta tablet de control por todo el centro sin perder conexión en ningún momento.