20 videoproyectores para llevar a cabo su idea

proyectores

No es fácil resistirse a poner un título grandilocuente o excesivamente genérico a un artículo, cuando el encargo que me hace el editor es, precisamente, el de abarcar en una sola crónica el estado actual del mercado en un campo tan amplio como el de la video proyección.

Teniendo en cuenta que en este universo tan grande caben todas las máquinas disponibles a la venta, creo que la mejor forma de estructurar la inmensa oferta disponible es tener en cuenta a quien va dirigida esta publicación. Sin demasiado esfuerzo daríamos por bueno que casi cualquier sector del panorama audiovisual podría tener una extensión hacia el mercado de la integración, pero como queremos mantenernos estrictamente en coordenadas de integración audiovisual abordable, hemos optado por realizar tres divisiones que coinciden con distintos segmentos del mercado actual. En el índice de nuestra clasificación tendremos las siguientes categorías; Exhibición y atracciones para público tales como museos, parques temáticos, auditoriums e incluso aplicaciones de hostelería, un segundo apartado de proyectores de instalación para Educación y Training con aparatos orientados a una utilización en universidades, escuelas y salas de conferencia y una tercera sección de aparatos para Proyección Residencial que pueden formar parte de instalaciones domésticas de Home Theater de alto nivel. Sólo mencionaremos unos pocos modelos en cada apartado y eso no significa que sean los mejores o que otro modelo de otro fabricante que no hayamos mencionado, merezca igualmente estar en esa lista. Nuestra elección tendrá en cuenta aspectos adicionales como la antigüedad en el catálogo -daremos prioridad a las novedades-, la relación entre las características ofrecidas y su precio de venta recomendado, o en algún caso incluso juzgaremos su desempeño real al haber tenido la posibilidad de haberlo probado a fondo.

Esto nos obliga a recortar en gran medida la oferta de productos disponible de importantes fabricantes y excluir de este artículo los aparatos destinados a sectores de negocio como el mercado Rental Large Venue, la simulación y realidad virtual, los proyectores destinados a aplicaciones médicas, y por más que me pese también hemos decidido dejar a un lado los proyectores destinados al Cine Digital Comercial. No obstante, conviene recordar que en muchas ocasiones los fabricantes realizan un ejercicio de “crossover” entre diferentes series de su catálogo y es muy común que podamos encontrar dos proyectores que tienen orientaciones diferentes a pesar de ser virtualmente idénticos, en los que sólo cambia la utilización de un panel con una resolución en formato 16;9 en vez del panel de relación de aspecto 16:10 que equipa su gemelo. Es por ello que les animamos a investigar más a fondo a través de las webs de los fabricantes en cada uno de los modelos propuestos, si tuvieran interés específico en alguno de ellos, porque no es difícil que puedan encontrar alguna sorpresa. 

Dentro de cada categoría, estableceremos unas nuevas divisiones que vendrán marcadas por diferentes criterios técnicos. Entre estos criterios estarán los referidos a la resolución nativa y/o resolución máxima que sea capaz de manejar, al tipo de fuente de iluminación, a la distancia de proyección o a datos referidos a la máxima luminosidad, tasa de contraste o espacio de color reproducible. 

Es muy probable que la inmensa mayoría de los lectores interesados en este artículo tengan muy claros los conceptos básicos que rigen el mercado audiovisual en estos días, pero para ayudar a la mejor comprensión de este artículo, es necesario al menos recordar y explicar muy brevemente algunos detalles imprescindibles que nos ayuden en la clasificación adecuada de los distintos modelos.

Este interesante artículo escrito por Javier Guerra estará íntegramente disponible en el primer número de la revista AV Integración Audiovisual y en esta web a partir del 15 de marzo. No te lo pierdas!